La silla de ruedas es un producto ortopédico que ayuda a las personas parapléjicas o de movilidad reducida a desplazarse. Al permitir realizar las actividades cotidianas con total normalidad, alienta la autonomía del individuo y hace la vida más fácil. Su uso está tan normalizado que su presencia no llega a sorprendernos.

Pero, ¿conoces la historia de este utilísimo instrumento? Te la contamos a continuación.

Los antecedentes de la silla de ruedas

Las primeras evidencias históricas del uso de sillas de ruedas para el transporte de enfermos y personas de movilidad reducida proceden de la China del siglo VI d.C., donde encontramos representaciones pictóricas de las mismas. Sin embargo, habrá que esperar hasta el siglo XVI para que la silla de ruedas como método de transporte comience a hacerse un hueco en las costumbres del Occidente europeo.

Se acredita a un constructor español de nombre desconocido la creación de un modelo de silla con ruedas para el monarca Felipe II, quien la habría empleado para demostrar su poder y riqueza, y no por necesidades de ayuda en la movilidad. A mediados del siglo XVII, el alemán Stephan Farfller construye una silla de ruedas propulsada manualmente para su proprio uso. Lejos de asemejarse a los modelos de la actualidad, asegura ya, sin embargo, un alto grado de manejabilidad, y por ello puede considerarse el primer antecedente real de las modernas sillas de ruedas.

La popularización de las sillas de ruedas entre los siglos XVIII y XX

La “silla Bath”, denominada así en honor de la homónima ciudad inglesa, se popularizó a partir del siglo XVIII específicamente para el transporte de personas con problemas de movilidad. Estaba dotada de tres o cuatro ruedas, y podía ser empujada por un acompañante, o incluso tirada por un caballo. El modelo se mejoró en el siglo sucesivo. El añadido de ruedas de apoyo traseras y ruedas frontales facilitó el mecanismo de empuje de la silla, lo que incrementó notablemente su movilidad global.

Ya en el siglo XX, en el período de entreguerras, los norteamericanos Herbert Everest y Harry C. Jennings diseñan y producen la primera silla de ruedas portátil. Por su ligereza, resistencia y manejabilidad, su uso se hizo muy popular, convirtiéndose en la primera silla de ruedas en ser producida de forma masiva. Tras la Segunda Guerra Mundial se aplicaría eficazmente la tecnología eléctrica para propulsar las sillas mediante un motor.

El siglo XXI: sillas de ruedas y ortopedia online

Hoy en día existe una gran variedad de modelos de sillas de ruedas, tanto manuales como dotadas de motor eléctrico, que han sido ideadas para adaptarse a las necesidades específicas de cada usuario. Realizadas en materiales ligeros y resistentes, cómodas, de fácil manejo, y diseñadas para durar, pueden adquirirse cómodamente online. Nuestra ortopedia online te ofrece asesoramiento y las mejores opciones de sillas de ruedas para que puedas comprar la que necesites cómodamente desde casa.

Share →